Madera

Tarima de Madera Exterior ¿Por Qué se Oscurece y se Vuelve Gris?

Una Tarima de Madera Maciza para una terraza o un patio es una gran inversión y es importante protegerla. En este sentido un problema habitual es que puede decolorarse

Una tarima de madera maciza para una terraza o un patio es una gran inversión y es importante protegerla. Y en este sentido, un problema habitual cuando el mantenimiento no es el adecuado es que se oscurece volviéndose vuelve gris.

Una tarima requiere de cierto mantenimiento para que mantenga su apariencia como si fuera el primer día. Los daños que pueda sufrir se deben principalmente a los siguientes agentes:

  • Le decoloración de la madera. El tono gris que esta adquiere con el paso del tiempo es causado por los rayos UV del sol. Si su madera no está protegida adecuadamente, comenzará a verse gris y estropeada.
  • Roturas y grietas. Esto no afecta la integridad estructural de su deck, sino que es algo puramente estético.
  • Daños por agua. Estos pueden ser causados por la lluvia, el rocío, goteo de mangueras o aspersores.
  • Daños por agentes biológicos. Estos incluyen el moho, los hongos y las algas.
  • Manchas. Las manchas causadas por las hojas secas que se acumulan sobre su deck, los alimentos y bebidas que no se limpian inmediatamente y los excrementos de pájaros e insectos, pueden dañar la madera y dejarla con una apariencia antiestética.

tarima exterior madera gris

Solución para el Cambio de Color

Una de las grandes ventajas de la madera, es que permite ciertas reparaciones. Y este problema, en la gran mayoría de ocasiones puede solucionarse. Para ello bastará con lijar.

Inicialmente utilizaremos un lija de grano grueso, y según vayamos avanzando en el trabajo podemos ir reduciendo el grano.

Posteriormente aplicaremos un acabado protector. Pero en esta ocasión utilizaremos alguno con filtros UV, los cuales reducen los efectos de la radiación solar sobre el color de la madera. Hoy en día existe un amplia gama de aceites y saturadores con este tipo de filtros.

Este tratamiento preventivo debe renovarse periódicamente para evitar que nuestra tarima de madera natural se vuelva gris.

La madera inmunizada también debe ser protegida tan pronto como esté seca. El proceso de inmunización protege contra la mayoría de los insectos y la putrefacción, pero no va a prevenir el moho y las manchas, y sin duda alguna no lo protege de los dañinos rayos UV. Así que aunque su madera haya sido inmunizada, esto no lo exime de dar un mantenimiento preventivo.