Decoración

Suelos Continuos: Principales clases y Propiedades

Los pavimentos continuos ya no se usan únicamente en ámbitos industriales o comerciales, también en hogares. Hay tipos en base a resinas, cementosos, etc. Descúbrelos

tipos de pavimentos continuos

Podemos definir los pavimentos continuos como aquellos que no necesitan juntas de dilatación o no hay uniones entre piezas.

Este tipo de pavimentos, o al menos el concepto, ha sido habitual en ámbitos industriales y comerciales desde siempre. Sin embargo desde hace algunos años la demanda de pavimentos continuos en los hogares no para de crecer.

Este creciente interés se debe no solo a la aparición y conocimiento por parte del consumidor de nuevos materiales, también a las crecientes posibilidades de personalización.

Dan sensación de continuidad y amplitud, lo cual es muy interesante desde un punto de vista decorativo.

Tipos de Pavimento Continuo

A la hora de elegir entre alguna de las siguientes clases de pavimentos es indispensable conocer las propiedades y limitaciones de cada uno.

La mayoría son aptos para usos domésticos en interior, sin embargo puedes existir limitaciones o consideraciones especiales para su uso en exteriores y también para usos industriales (peso, rozamiento...). Una mala decisión en este sentido puede significar un deterioro acelerado de nuestro nuevo suelo continuo.

Microcemento

Se trata de uno de los materiales de moda. Es un compuesto a base de cemento, polímeros, fibras y áridos que se utiliza como revestimiento no solo de suelos, también de paredes e incluso mobiliario. Se puede aplicar sobre muchos tipos de superficies como hormigón, cemento, azulejos, yeso, pladur, piedra o plásticos.

Es un material muy versátil, impermeable, resistente, personalizable en cuanto a colores y acabados, y ofrece una apariencia muy actual.

Tan solo añade una capa de 2-4 milímetros aproximadamente tras su aplicación. Esta es una gran ventajas ya que no requiere grandes obras para ajustarnos a la nueva altura. Quizás el cepillado de puertas y algún otro elemento. Por tanto es un material ideal para reformas.

Cemento Pulido

Los pavimentos continuos de cemento pulido ofrecen un resultado similar al del microcemento, aunque de apariencia más tosca o rústica. Están compuestos por cemento y arenas silíceas.

Es también personalizable, resistente y apto para exteriores.

La capa resultante es de mayor espesor que la obtenida tras la aplicación del microcemento. Esta es una variable a considerar especialmente en reformas. En obra nueva no debería ser un inconveniente.

Hormigón Pulido

Su uso ha sido tradicionalmente industrial o comercial: naves, almacenes, aparcamientos... Sin embargo son cada vez más habituales fuera de estos ámbitos.

Entre sus características destacan:

  • Gran resistencia: al agua, golpes, abrasión e incluso productos químicos.
  • Fáciles de limpiar.

Aunque existen algunas posibilidades de personalización, principalmente relacionados con el uso de pigmentos, son menores que en otros productos alternativos.

Autonivelante

suelo continuo autonivelante

Este fue durante mucho años la opción habitual para aquellas personas que buscaban un pavimento continuo doméstico, sin embargo su uso se ha visto desplazado por alguna de las alternativas aquí comentadas.

Es un compuesto a base de cemento y arenas, junto con algunos aditivos que facilitan su aplicación. Esta se realiza simplemente vertiendo el producto sobre la superficie a cubrir. El mortero se extenderá, rellenará y cubrirá la superficie.

Entre las características de los morteros autonivelantes destacan la facilidad de aplicación y su bajo precio. También cabe mencionar los buenos parámetros en cuento a resistencia mecánica que ofrecen los autonivelantes actualmente.

Uno de sus principales usos es el de servir como soporte para la aplicación de otros suelos o pavimentos. Por ejemplo tarima, cerámica, etc.

Terrazo Continuo

terrazo continuo

Los pavimentos de terrazo son en esencia una mezcla de piedras, principalmente mármol, trituradas junto con algún aglutinante, el más habitual es el cemento. La técnica ha ido evolucionando con los años, y aunque había pasado de moda ha vuelto recientemente con mucha fuerza.

Hoy en día existen diferentes tipos o técnicas. Los que nos interesan en este caso tienen que ver con la utilización de resinas epoxi combinadas o no con cementos. Con ello se pueden conseguir pavimentos continuos con excelentes propiedades y no solo la tradicional baldosa de terrazo.

El proceso consiste en instalar moldes en la ubicación y verter la mezcla. Una vez se haya secado se realizan las tareas necesarias como pueden ser el pulido.

Características:

  • Permite una gran variedad de colores y diseños, incluso artísticos.
  • No poroso.
  • Fácil de limpiar.
  • En caso de rotura, la restauración es sencilla.

En el caso de combinaciones con cementos se puede hacer paños de hasta 100 metros sin la necesidad de juntas, lo que en la práctica representa para muchas casas o espacios un suelo continuo.

Resinas

pavimento de resina continuo

Existen diferentes tipos de resinas con las que obtener un revestimiento continuo para suelos o pavimentos. Las más utilizadas son las epoxi y las de poliuretano.

En ambos caso se trata de producto bicomponente, es decir, compuesto por dos partes que deben mezclarse. Normalmente la resina por un lado y luego el endurecedor.

El resultado ofrecido por los productos monocomponente suele tener características inferiores.

¿En que se diferencia la resinas epoxi de las de poliuretano?

Las superficies de resinas epoxi presentan una mayor resistencia mecánica, es decir, a la abrasión, golpes, etc. De ahí que suela ser mejor opción para zonas de tráfico intensos.

Por otro lado los revestimiento continuos para pavimentos a base de poliuretano presentan una mayor resistencia frente a productos químicos, a la radiación UV y a temperaturas extremas.

Características de los pavimentos continuos a base de resinas

  • Gran variedad de colores, acabados y posibilidades de diseños.
  • Gran resistencia.
  • Impermeable.
  • Antideslizante.
  • Fáciles de limpiar.
  • Instalación rápida.
  • Se puede usar incluso en exteriores.
  • Precio comparativamente bajo. Aunque existen variables que puede hacer que el precio se eleve considerablemente: estado del pavimento sobre el que se va a verter la resina, complejidad del diseño/dibujo, mano de obra...

Las resinas epoxi y las de poliuretano no son las únicas opciones, existen otras las acrílicas o metacrilato, e incluso combinaciones de epoxi y poliuretano con el fin de conseguir un producto que aúne las ventajas de ambos productos.