Madera

Parquet de Madera Natural: Tipos, Cuidados e Instalación

Un suelo de parquet es aquel que está hecho formando figuras geométricas. Descubre los clases y características de este pavimento, y aporta estilo a tu hogar

Tanto la palabra como la idea original provienen de Francia. Más concretamente del palacio de Versalles, donde se utilizaron este tipo de suelos para sustituir a los de mármol. Estos últimos necesitaban mucho mantenimiento y tenían un efecto negativo sobre las vigas.

Podemos definir un suelo de parquet como aquel que está hecho a partir de piezas de madera maciza dispuestas en forma de figuras geométricas.

suelo parquet macizo madera

Es habitual utilizar la palabra parquet, según la RAE “parqué”, para hacer referencia a toda clase de suelos de madera. Sin embargo es un error. Se trata de un tipo de suelo de madera, en los que se juega para dibujar formas geométricas, siendo el diseño más popular el parquet en espiga.

Estilos, Diseños o Tipos de Parquets

estilos y diseños de parquet

  • Espiga o Pluma. Que puede ser sencilla (una lama), doble o triple. Se utilizan piezas de iguales dimensiones con esquinas en ángulo recto que se colocan perpendicularmente.
  • Chevron o Punta Hungría. Se trata de piezas cortadas todas iguales a un ángulo entre 45 y 60 grados, que se unen en punta. Se trata de un dibujo de clara influencia francesa.
  • Damero. Consiste en ir formando grupos cuadrados uniendo varias piezas de madera (normalmente entre 5 o 7) en un mismo sentido. Y luego alternando el sentido de cada conjunto. El resultado se asemejaría al de un tablero de ajedrez.
  • Junta Libre. Piezas del mismo ancho, pero largos distintos. Da lugar un diseño donde las juntas saltan de un sitio a otro.
  • Junta Regular. Se utilizan piezas del mismo largo y ancho. Se forma un dibujo de parquet muy regular.
  • A la Francesa o Irregular. Consiste en utilizar piezas de anchos y largos diferentes para formar combinaciones completamente irregulares. En una misma fila se usan piezas de un mismo ancho, mientras que el largo puede ser o no el mismo.
  • Diseños Originales. Creatividades, figuras geométricas… Los límites son la imaginación y la habilidad del carpintero.
  • Cenefas y/o Grecas. Se utilizan principalmente principalmente para enmarcar algún diseño o dibujo de parquet o para separar un estilo de otro.

Principales Tipos de Maderas Utilizadas

Dentro del mundo de los suelos y parquets, al hablar de madera, lo que se nos viene a la cabeza son los colores, patrones, veteados, etc. Son cuestiones importantes, pero la decisión debe ir más allá.

Al tratarse de madera natural, y no de un producto industrial como por ejemplo los suelos laminados, las características concretas de las especie utilizada importan. La resistencia a golpes, a la abrasión, los cambios de tonalidad y la durabilidad son también cuestiones muy relevantes.

La expansión durante las últimas décadas de los suelos vinílicos y laminados, donde los diseños son básicamente dibujos, han propiciado la creencia de que algunas maderas son buenas opciones para fabricar suelos. Esto puede distar mucho de la realidad. Existen maderas como por ejemplo el pino o el olivo, que aunque pueden utilizarse para fabricar parquets no son las más recomendables. La primera porque puede resultar muy blanda, la segunda por cuestiones de estabilidad y durabilidad. Sin embargo son diseños habituales dentro de estos productos industriales, donde las características naturales de estas maderas no tienen efecto alguno.

Algunas de las madera más utilizadas son: roble, jatoba, cerezo, nogal, arce o caoba.

Las Maderas y los Suelos Radiantes

Cada vez son más los propietarios que se plantean la utilización de calefacción radiante. Este ventajoso sistema de calefacción tienen la particularidad de instalarse bajo el suelo, por tanto, este debe permitir el traspaso térmico.

La madera es un material con características aislantes naturales, de ahí que muchos cuestionen su idoneidad en estos sistemas. Sin embargo, tal y como podemos encontrar en documentación técnica (UNE 56810) puede utilizarse bajo ciertas consideraciones:

  • Utilizar colas elásticas que permitan la transmisión de calor.
  • No emplear piezas de madera con espesores superiores a 15 mm.
  • Utilizar especies de madera poco nerviosas, estables y con densidades superiores a 650 kg/m³. Maderas como la jatoba o el haya no podrían usarse.

Tratamientos o Acabados para el Parquet Macizo

Ya sea cuando se instala un parquet o suelo de madera o después de un acuchillado llega el momento de tomar decisiones sobre el acabado.

Cera. Encerar el parquet ya no es habitual. Las continuas mejoras especialmente en los barnices han convertido a esta tarea en historia para muchos. En encerado es un acabado ideal para suelos de madera bastante desgastados, . Sin embargo tiene varios inconvenientes: este acabado no es especialmente resistente y requiere de mucho mantenimiento, ya que la renovación de la cera debe ser habitual.

Aceites. Se trata de tratamientos a partir de aceites naturales que entre otras virtudes mantienen el color natural de la madera, sirven de barrera frente al paso de la humedad y permiten que la madera respire y adecue en mayor medida al ambiente. Aunque por otro lado no mejoran la resistencia a la abrasión y requieren de renovaciones del acabado mucho más frecuentemente.

Barniz. Durante muchos años el barniz ha sido el acabado más utilizado para los suelos de madera. Durante estos años se han venido utilizando diferentes tipos de barniz. Inicialmente los de urea formol, luego los de base de disolvente, mientras que hoy en día lo más utilizado son los de poliuretano con base al agua, que han mejorado mucho durante la pasada década. Estos últimos ofrecen excelentes parámetros en cuanto a resistencia, amarillean mucho menos, no huelen tanto ni son tan tóxicos.

El barniz es acabado para parquet que se ha impuesto. Lo ha hecho porque reduce el mantenimiento significativamente y mejora la resistencia. A diferencia de las ceras y aceites, que necesitan renovaciones cada 6-12 meses, o incluso menos en función del uso, con el barniz podemos olvidarnos durante años.

Mantenimiento del Parquet

Los suelos de parquet son por norma general resistentes y duraderos. El mantenimiento diario es bastante reducido, aunque periódicamente necesitan ser acuchillados.

Mantenimiento diario

Para la limpieza diaria de un suelo de madera bastará con pasar una mopa o la aspiradora. Y cada pocos días una fregona muy bien escurrida, para eliminar la suciedad.

Es recomendable no utilizar productos de limpieza genéricos, sino específicos según el acabado que hayas dado a nuestro suelo.

Si cae agua o cualquier otro líquido al suelo, la recomendación es secarla y limpiarla lo antes posible para evitar que deje marcas.

Acuchillado

¿Qué es acuchillar el parquet? Pues la respuesta es bien sencilla, consiste en renovar el suelo de madera eliminado el acabado que tuviera, las marcas y las manchas. Hoy en día se realiza principalmente con maquinaria y lijadoras industriales, sin embargo antiguamente parte del trabajo se hacía con cuchillas. De ahí la palabra acuchillar.

A base de pasadas con la lijadora se eliminan los arañazos que pudieran haber y se da uniformidad al color. Además se prepara la madera para aplicar de nuevo un acabado.

El trabajo en sí es bastante sucio y ruidoso. Sucio por la cantidad de polvo y olores, que pueden ser especialmente intensos si se utilizan barnices al disolvente. Sin embargo la maquinaría moderna dispone de filtros y aspiración que reducen significativamente el problema. De hecho hoy día, y con una planificación por zonas, es posible que no tengamos que salir de casa mientras duren los trabajos.

¿Con qué frecuencia debemos acuchillar el parquet? No hay un tiempo exacto. Depende muchas variables: el acabado empleado, el tránsito o uso, la madera utilizada, etc. En la mayoría de los casos es una decisión que se toma viendo el estado del suelo.

¿Cuanto cuesta acuchillar el parquet?

Esta es la eterna pregunta, ¿Cuánto nos vas a costar?. Pues el precio de acuchillar el parquet es muy variable.

Para empezar depende del estado en el que esté nuestro suelo. No lleva el mismo trabajo un suelo donde tan solo se ha levantado el barniz que uno donde hayan muchas marcas y rallones. Pero esta no es la única variable, ni siquiera la más importante.

También debemos considerar el número de metros, ya que trabajos grandes pueden llevar descuentos, si también hay que tratar los complementos como rodapiés, y considerar también que tipo de acabado o barniz que se aplicará. Por ejemplo la utilización de barniz al agua suele tener un precio mayor ya que este tipo de producto es por norma general más caro.

Para un suelo en buen estado, donde no es necesario realizar reparaciones:

  • Acuchillado y acabado de barniz al disolvente: 15-20 €/m².
  • Acuchillado y acabado de barniz al agua: 18-25 €/m².

Reparaciones

Los detractores del uso de la madera suelen argumentar que existen materiales mucho más resistentes. Y es cierto, hay materiales más duros. Sin embargo pocos permiten reparaciones y sustituciones como permite la madera.

En función de la gravedad del deterioro se pueden aplicar diferentes soluciones. Lo primero que debemos tener en cuenta es que para la mayoría de arañazos bastará con acuchillar. Este proceso suele desgastar la madera entre 2-3 milímetros.

Los rayones, huecos o hendiduras de mayor profundidad, siempre y cuando no afecten a la estabilidad del suelo, se pueden rellenar. Se pueden utilizar, según el caso, masillas o resinas.

En los casos en los que el deterioro sea grave habrá que sustituir. La tarea puede ser más o menos compleja, según el tipo de instalación. Para muchos usuarios lo más significativo será el color de la madera tras la sustitución.

Muchas especies de madera alteran su tonalidad con la exposición a la luz y otros elementos. Por tanto, la pieza sustituida, casi con total seguridad, no tendrá el mismo tono que el resto. En la mayoría de casos, con el tiempo se igualan.

Colocación o Instalación del Parquet

A diferencia de lo que sucede con otros tipos de suelos de madera, en el caso del parquet, la instalación no es flotante. Es decir las piezas se fijan a la solera, rastreles, etc. Por tanto se trata de instalaciones más o menos complejas que requieren de obra y de la intervención de profesionales.

instalación parquet encolado y sobre rastrel

Existen básicamente dos formas de colocación de un parquet de madera maciza:

  • Encolado. Como su nombre indica las piezas de madera que conforman nuestro diseño o dibujo de parquet se pegan al pavimento o solera utilizando colas. Se debe prestar especial atención a las condiciones de humedad tanto de la madera, que debe ya ser completamente estable, como del pavimento.
  • Clavado sobre rastreles. Los rastreles son piezas, normalmente de madera, que se disponen en paralelo sobre el pavimento. Una vez nivelados los rastreles, se clavan las tablas que componen el parquet sobre estos.