Madera

Tarima Pegada o Clavada: Ventajas y Desventajas de Cada Sistema

Quieres poner Tarima Maciza o Natural en casa, pero no tienes claro que Tipo de Instalación te conviene más. Aquí te explicamos cada método, junto con sus ventajas e inconvenientes

Igual que no existe un único tipo de suelo de madera, no existe una única forma de instalarlo o colocarlo. En función del tipo de madera, el lugar de instalación y/o el entorno nos pueden interesar más una forma que otra.

En esta ocasión nos centraremos en los suelos de madera maciza o natural, y no en los suelos industriales como las tarimas multicapa o los suelos laminados, que son los que permiten instalaciones flotantes. La tarima maciza y natural no suele mecanizarse con sistema de click, que es el permite que las piezas permanezcan juntas sin necesidad de estas fijadas al subsuelo.

tarima-encolada-vs-rastrel

Por tanto podemos hablar de dos tipos de instalación: encolado o fijado sobre rastreles. Ambos métodos tienes sus ventajas e inconvenientes, las cuales debemos analizar para tomar la mejor decisión.

Pasos Previos a la Instalación

Independientemente del tipo de instalación por el que nos decantemos será necesario respetar algunas directrices que se encuentras en los códigos técnicos de edificación y demás normativa. Entre estas directrices destacan:

  • Que el espacio ya esté cerrado. Para evitar tanto el paso de humedad o incluso agua de lluvia, y también grandes cambios en la temperatura.
  • Controlar tanto la humedad ambiental (hasta 60% en zonas de interior y hasta 70% en zonas de costa), como la humedad de la solera (aprox. 2,5%).
  • No se recomienda realizar la instalación cuando la tempera es inferior a 10 grados o superior a 30.
  • Dejar un tiempo a la madera expuesta a estas condiciones en el lugar de instalación para que se aclimate. Entre 24 y 48 horas.
  • El subsuelo o solara debe estar nivelado. Si se trata de pequeñas irregularidades se puede usar pasta niveladora. La instalación sobre rastrel permite salvar algunos tipos de irregularidades, aunque siempre es preferible un subsuelo perfecto.

Tarima Maciza Clavada Sobre Rastrel o Enrastrelada

En función de las condiciones los rastreles pueden pegarse, clavarse o atornillarse, o colocar sobre soportes regulables si el subsuelo no está perfectamente nivelado.

Las tablas de tarima se cortan a medida, en función de la separación de los rastreles, y se clavan a estos. Siempre teniendo en cuenta que hay que respetar el perímetro alrededor de la instalación, aprox. 5 mm, para permitir el movimiento de la instalación.

Cada pieza de tarima o tabla debe estar fijada con al menos dos puntas a los rastreles.

Ventajas de la tarima rastrelada:

  • Se protege en mayor medida la madera de la humedad que proviene del subsuelo.
  • Se puede instalar aunque el pavimento preexistente no este correctamente nivelado.
  • La instalación es más fácil de eliminar llegado el momento.
  • Se puede añadir aislamiento adicional entre los rastreles.

Pero también tiene inconvenientes:

  • Solo se puede acuchillar hasta llegar al clavo.
  • Los clavos pueden terminar soltándose.
  • No es la mejor opción si tenemos una instalación de calefacción radiante, ya que hay una pérdida de eficiencia.
  • Eleva el pavimento. Se debe considerar ya que puede traer problemas con puertas, pasos, escalones, etc.
  • Pisada más ruidosa.

Instalación Tarima Maciza Encolada o Pegada

En este tipo de instalación se utilizan adhesivos o colas para fijar la tarima a la solera. El adhesivo se vierte y se extiende con una llana dentada con el fin de aumentar la superficie de contacto entre el adhesivo.

Las principales ventajas de la tarima encolada son:

  • Instalación rápida, especialmente sobre hormigón.
  • Pisada más silenciosa en la habitación en la que se encuentra.
  • Fijación de mayor calidad y duración.
  • El espesor añadido a la instalación una completada es mucho más reducido que en una instalación sobre rastrel.
  • Es una instalación apta para calefacción radiante en función de la cola utilizada y del tipo de madera.

Entre las desventajas de la tarima pegada encontramos:

  • Se transmite ruido a los pisos inferiores.
  • Es necesario respetar los tiempos de secado de los adhesivos.
  • El soporte o solera debe ser perfecto en cuanto a humedad y nivelación. Si no es así reduce de manera significativa la calidad y duración de la instalación.
  • Mientras que en una instalación clavada sobre rastrel existe cierta tolerancia frente a piezas abarquilladas, no sucede igual en este caso. Cada pieza deber ser perfectamente recta.