Madera

La Tarima Multicapa: Tipos, Ventajas, Mantenimiento e Instalación

La Tarima Multicapa es un de Suelo Compuesto por Varias Capas de Madera Encoladas y Prensadas. Es una Opción de Calidad, Durabilidad y Enorme Presencia Decorativa

La tarima multicapa es una tipo de suelo o pavimento compuesto por varias capas de madera encoladas. Se trata de una opción de calidad, durabilidad y enorme presencia decorativa debido a la utilización de maderas nobles.

¿En qué se diferencia de los otros tipos de tarima flotante o del suelo laminado? Existen dos grandes diferencias. La primera es que todas las capas que componen la tarima están fabricadas con madera, o al menos con derivados de esta. Y la segunda diferencia, derivada de la primera, es que la capa exterior es una chapa de madera natural y no un diseño impreso, con todas las ventajas y desventajas que ello implica.

parquet multicapa

Composición del Suelo Multicapa

Como se intuye por su nombre, la tarima multicapa está compuesta por diferentes capas. Estas son encoladas y prensadas, obteniéndose un producto de gran estabilidad y resistencia. Lo habitual es que el espesor del sandwich se situe entre los 12 mm y los 16 mm.

Las capas son las siguientes:

Contracara. Esta capa, normalmente formada por una chapa de madera conífera como el pino y con unos 2 mm de espesor, tiene la función de estabilizar la lama.

Capa Intermedia. Es el núcleo de nuestra tarima multicapa. Tiene un espesor aproximado de 10-6 mm y es la capa con la mecanización del sistema de anclaje o clic.

Puede estar compuesta de diferentes materiales o derivados de la madera:

  • Contrachapado. Se trata de una solución muy estable y resistente. Se utilizan maderas como el chopo, abedul o eucalipto, y adhesivos o colas fenólicas, lo que mejora la resistencia a la humedad.
  • MDF - HDF. Tablero de fibras de madera de media o alta densidad. Siempre es preferible mayor densidad. Ofrece un buen comportamiento reduciendo significativamente el precio respecto al contrachapado.
  • Listones de Madera Maciza. También denominado persiana. Algo menos habitual actualmente, ya que al no ser una superficie uniforme, puede generar ondas en la capa noble tras los acuchillados.

Capa Noble o de Desgaste. Es la chapa de madera natural que dará la apariencia a nuestro suelo. Se utilizan especies de maderas nobles especialmente seleccionadas por sus cualidades decorativas. Algunas de estas pueden ser: nogal, roble, merbau, jatoba, caoba, iroko...

El tipo de chapa o especie utilizada para esta capa y su espesor son uno de los factores determinantes del precio del parquet multicapa. Cuanto más exclusiva sea la madera y mayor el espesor, mayor será el precio.

El espesor de esta capa también es importante desde el punto de vista de la vida útil y durabilidad de la tarima. Determinará el número de veces que puede ser acuchillado (lijado y barnizado) nuestro suelo. Las gamas más económicas tienen una capa tan fina que no permiten ni un acuchillado, en torno a 1 mm. Los espesores más habituales se sitúan entre los 3,2 y 4 mm.

El diseño puede ser desde monolama, es decir la chapa abarca toda la lama, o mosaico para conseguir diseños de tablas más pequeñas.

Tratamiento Superficial. No siempre se comercializa la tarima multicapa con un tratamiento aplicado, muchas veces se hace en crudo, aunque finalmente habrá que aplicarlo para proteger la madera.

Los dos tratamientos más habituales son el aceitado y el barniz. Encontrará más detalles en la sección de acabados.

capas parquet multicapa

Ventajas frente a otros tipos de tarima

Existen importantes ventajas respecto a otros tipos de suelos de madera o derivados:

  • Respecto a los suelos laminados:
    • No se trata de una imitación, sino de auténtica madera, y su calidez, por muy realistas que pueden ser las imitaciones, es inimitable.
    • Se puede lijar y volver a barnizar. Es decir, se pueden hacer pequeñas reparaciones frente a los arañazos fruto del uso diario. Los suelos laminados no pueden lijarse, ya que las capas exteriores son un papel impreso recubierto para su protección.
  • Respecto a la madera maciza:
    • Estabilidad. Su proceso de fabricación y composición, varias capas prensadas y encoladas, hace que reduzcan de forma importante las contracciones y dilataciones propias de la madera.
    • Precio. En términos generales la tarima multicapa es más barata que la tarima de madera maciza o natural, especialmente si comparamos con casos de tarimas macizas de madera noble.
    • Mayor Disponibilidad de tipos o especies de Madera. El hecho de utilizar chapas de maderas nobles, permite un mejor aprovechamiento del árbol, y también acceder a especies con las que normalmente no se fabricaría una tarima.
    • Instalación con sistema de clic. Con ello no se consigue un proceso de instalación más rápido y sencillo, y también la posibilidad de realizar instalaciones flotantes.

Colores, Diseños y Texturas

Cómo es lógico pensar todos los diseños y colores de tarimas multicapas tienen la apariencia de madera. Después de todo lo que queda a la vista es madera y no un papel impreso como pasa con los suelos laminados.

Esto no quiere decir que las posibilidades sean pocas, de hecho son muchas. Por un lado está la decisión de la madera. Existen cientos de especies, cada una de ellas con sus colores y veteados. Incluso dentro de una misma especie, en función de cómo se haya hecho la selección de chapas podemos conseguir efectos muy diferentes.

Y luego tenemos la amplia gama de productos que podemos utilizar para tratar la madera y modificar su apariencia si es lo que buscamos: tintes, barnices, aceites...

Acabados

Principalmente podremos comprar una tarima flotante de madera natural en tres tipos de acabados.

  • Sin acabado. La idea es que el consumidor pueda personalizarla y adaptarla a su gusto. Como es lógico la tarima es más barata, sin embargo la mano de obra y los productos para el acabado la encarecerán por encima de las otras opciones.
  • Barniz. Es el tipo de acabado más habitual. Los hay brillantes, satinados y en mate. El barniz ofrece un acabado más resistente y duradero. No hará falta volver a aplicar un nuevo acabado durante años. Con un uso normal, más de 10 años sin problemas. Aunque por otro lado se trata de un producto potencialmente tóxico (este problema se ha reducido mucho gracias al perfeccionamiento de los barnices al agua).
  • Aceite. El aceite ofrece una apariencia y tacto mucho más natural. Además evitamos en gran medida la utilización de productos tóxicos. El mantenimiento necesario es más riguroso y habitual, aunque no más complicado que el del barniz.

Mecanizados

En función de cómo se trate la madera se pueden conseguir diferentes texturas o apariencias.

Texturas. Aserrado o cepillado son los más habituales. El cepillado es un acabado más liso, mientras que el aserrado es más rugoso, de apariencia más rústica.

Bisel. Se trata de un mecanizado habitual que consiste en realizar un pequeño rebaje en el contorno de cada pieza. Este desnivel genera un efecto de separación entre lamas.

tarima multicapa biselada

Precio

Al tratarse un producto donde pueden usarse materias primas relativamente exclusivas, como es el caso de algunas maderas nobles, el precio de la tarima multicapa es muy variable.

Este vendrá determinado principalmente por la especie de madera utilizada, el tipo de soportes (contrachapado o HDF), el tipo de acabado y el formato de la lama. Las lamas especialmente largas y anchas, y las que se salen de lo habitual, son más caras por m2.

Para maderas más o menos habituales (roble, jatoba o merbau) los precio se mueven entre los 30€/m2 (con una capa de madera noble muy delgada) hasta 70 €/m2 (con capas de uso de 4-6 mm). De ahí en adelante depende de la exclusividad y calidad superior de la madera.

Mantenimiento del Parquet Multicapa

Cómo sucede con todas las superficies de madera, los cuidados dependerán en gran medida del acabado utilizado. Cómo ya señalamos los dos acabados principales son el barniz y el aceite.

Otros como la cera, han caído en desuso. Es más, no conozco ningún fabricante de tarima multicapa que comercialice sus productos con este acabado. Lo cual no quiere decir que no podamos encerar un parquet multicapa comprado en crudo.

De cara a la limpieza diaria no existen grandes diferencias. Bastará con pasar la mopa o aspirado habitualmente para eliminar la suciedad y restos puedan arañar nuestro suelo. Y de vez en cuando pasar una fregona bien escurrida con algún producto específico.

En cuanto al mantenimiento propiamente dicho sí que existen importante diferencias. Con un uso normal, un suelo multicapa barnizado puede estar muchos años sin la necesidad de renovar el acabado. Llegado el momento de hacerlo el proceso es relativamente complejo y trabajoso. Será necesario lijar y volver aplicar el barniz (acuchillar).

En el caso del aceite, los acabados necesitan renovarse cada 6-12 meses. Algo más si el uso es reducido. Aunque también es cierto que para la aplicación de una nueva capa de aceite no siempre es necesario lijar.

Reparaciones y Acuchillado

La mayoría de desperfectos que surgen en los suelos de madera fruto del uso y el paso de los años, son arañazos. Estos puede reparase a través de lo que se denomina popularmente como "acuchillar un parquet". Consiste básicamente en:

  • Lijado de la superficie con lijas de diferente grano. Las más gruesas para un mayor desgaste, y las más finas en las últimas pasadas para obtener una superficie más lisa.
  • Empastar o rellenar en el caso de que hayan grietas o rayones especialmente profundos. Habría que lijar estas zonas antes de aplicar el acabado. Si existen piezas especialmente deterioradas, y es necesario reparaciones más complejas o la sustitución debemos contar con un profesional.
  • Aplicar el barniz o aceite tal y como recomienda el fabricante (número de capas, lijado entre capas, tiempos de secado...).

A este proceso se le conoce como acuchillado porque antiguamente se usaban cuchillas para desgastar el suelo de madera en lugar de lijadoras y maquinaría industrial como se hace hoy en día.

El lijado desgasta la superficie o capa de madera noble de nuestra tarima multicapa. Aproximadamente 1,5-3 mm por acuchillado. Por tanto el número de veces que podemos acuchillar nuestra tarima viene limitado, normalmente a 2.

Según esto, y teniendo en cuenta un acuchillado cada 10 años, la vida útil de una tarima multicapa es de 30 años aproximadamente.

Cuando la capa de madera noble no es lo suficientemente gruesa, acuchillar la tarima multicapa la estropearía. Estaríamos ante un producto que no permite reparaciones y que en caso de deterioro habría que sustituir. Algo muy similar a lo que sucede con los suelos laminados.

Instalación de la Tarima Multicapa ¿Encolada o Flotante?

colocación tarima multicapa

Existen diferentes formas de colocación:

  • Tarima flotante multicapa. En la inmensa mayoría de ocasiones este tipo de tarima viene mecanizada para unir piezas mediante un sistema de clic, similar al de los suelos laminados.
  • Encolada. Se utilizan colas específicas para pegar la tarima flotante al suelo preexistente.

Cada método tiene sus ventajas e inconvenientes. Aquí los comentamos para que el propietario pueda elegir el método de instalación que más le conviene.

La instalación clavada sobre rastreles no es habitual con este tipo de tarima.

Instalación Flotante

Es el tipo de instalación más habitual. Entre sus ventajas están:

  • Se instala rápidamente y no es necesario dejar tiempos de secado.
  • Es indispensable utilizar una manta o aislante, los cual encarece la instalación, pero aporta algunas ventajas adicionales: frena el paso de la humedad hacía la madera, ayuda a nivelar pequeños desniveles sin la necesidad de utilizar pasta niveladora o cementos, y tiene propiedades aislantes (tanto térmicas como acústicas).

Desventajas:

  • Las juntas pueden abrirse, y permitir el paso del agua o humedad. Ante un buen suelo con un buen sistema de clic, este problema es poco habitual.

Tarima Encolada o Pegada al Suelo

Principales ventajas:

  • Es mucho menos probable que las juntas se abran. Lo que también reduce las filtraciones desde la superficie, y la estabilidad de la instalación.
  • Amortigua el ruido de las pisadas.

Inconvenientes:

  • El suelo debe estar perfectamente nivelado. Mucho más que en las instalaciones flotantes al no usarse base aislante. Esto implica que en la mayoría de ocasiones sea necesario utilizar como mínimo pasta niveladora.
  • La instalación es más lenta.
  • Las reparaciones o sustitución de piezas es compleja.