Madera

Tarima Tricapa: Características y Ventajas

¿Sabes cómo está fabricada la tarima tricapa? ¿Sabés que ventajas ofrece frente a la tarima maciza tradicional? ¿Se pueden fabricar piezas de grandes dimensiones?


tarima tricapa

La tarima tricapa, formada por varias capas de madera maciza, es un tipo de tarima realmente equilibrado y duradero, especialmente indicado para instalaciones donde se busca utilizar piezas o lamas de grandes dimensiones, y donde la humedad relativa ambiental fluctua considerablemente y tiene elevados niveles.

Qué es la Tarima Maciza Tricapa

Cómo podemos deducir por su nombre, la tarima tricapa está formada por tres capas. Estas se pegan alternando la dirección de la fibra de cada una de las capas.


El motivo de ello es limitar el movimiento natural de la madera y conseguir mayor estabilidad frente a cambios ambientales, calefacción por suelo radiante, etc. También cabe mencionar que, debido a esta mayor estabilidad, es posible fabricar piezas de mayor anchura y longitud de la que es recomendable para la tarima maciza natural.

La composición de estas capas es la siguiente:

  • Capa superior o capa vista. Esta capa es de madera noble (roble, fresno, nogal, maple, jatoba, cerezo…) y suele tener un espesor de entre 5 y 8 mm. Sobre esta capa es donde se aplicarán los acabados, la que sufrirá el desgate, y también sobre las que se realizarán reparaciones (acuchillado).
  • Capa intermiedia. La composición de esta capa, varía en función del fabricante y calidad de la tarima. Si bien es posible que sea de la misma madera noble que la utilizada en la capa superior, también podría estar fabricada de una madera «menos noble» (pino, abeto, chopo, abedul…), o incluso utilizando un tablero contrachapado (bastante menos habitual). Suele tener un espesor aproximada de 8-12 mm.
  • Base o capa inferior. Esta capa suele ser equivalente a la superior, tanto en la madera utiliza como en el espesor.
estructura tarima tricapa

Dimensiones Habituales

  • Espesor total. Viene dado por la suma de las tres capas. Normalmente entre 20-25 mm.
  • Longitud. Este tipo de tarima es especialmente indicada para grandes longitudes, a partir de 2 metros, y pudiendo llegar hasta los 4.
  • Ancho. Similar a lo comentado con la longitud, los anchos también suelen grandes si los comparamos con los estandares de la tarima maciza tradicional. A partir de los 120mm y hasta los 330 mm.

Algunos fabricantes pueden ofrecer medidas superiores, ya que ténicamente son viables.

Ventajas de la Tarima Tricapa

Estabilidad dimensional. Su construcción, alternando las direcciones de la fibras de las diferentes capas, hace que se contrapesen los movimientos naturales de la madera.

Debido a la estabilidad dimensional comentada en el apatado anterior, es posible instalar piezas de grandes longitudes, incluso mayores de 2 metros, lo cual abre un importante abanico estético. La utilización de lamas de grandes longitudes puede ser muy problemática con la tarima maciza tradicional (sin múltiples capas).


Desde un punto de vista ecológico, la fabricación de este tipo de tarima implica un mayor aprovechamiento del árbol (se obtienen más piezas). Sin embargo, también hay que se conscientes de que requiere transformación indiustrial adicional.

Instalación de la Tarima Tricapa

Desde un punto de vista teórico, la tarima tricapa puede instalarse pegada a la solera, clavada (sobre rastrel) o flotante (piezas encajadas unas con otras pero sin estar fijadadas al subsuelo). Sin embargo, desde un punto de vista práctico, la instalación recomendada es el encolado o pegado.

¿Es la Tarima Tricapa Superior a la de Madera Maciza Natural?

No hay una respuesta clara para esta pregunta, depende de la situación.

Si por motivos estéticos queremos utilizar piezas de grandes longitudes, la recomendación es clara, utiliza tarima tricapa, ya que es más estable dimensionalmente. Por este mismo motivo, es recomendable la tricapa en localizaciones donde existen importantes fluctuaciones en el grado de humedad ambiental.

Si por el contrario, vamos a utilizar piezas de longitudes que no superan el 1,5-1,7 metros, y no existen grandes fluctuaciones en la humedad ambiental, utilizar tarima tricapa representa un sobrecoste innecesario.