Madera

¿Se pueden Lijar y Barnizar los Suelos Laminados de Casa?

Los suelos laminados son un producto industrial formado principalmente de madera, y es normal pensar que puede repararse de igual forma. Sin embargo …

Los suelos laminados son un un producto de gran durabilidad y versatilidad pensados para parecer principalmente suelos de madera natural o maciza. También se encuentran imitando otros materiales, aunque es menos habitual.

Lo que tratamos de decir es que no son completamente madera. Están compuestos por varias capas, siendo el núcleo un tablero de fibras de madera. Pero las capas superficiales, no lo son. Son esencialmente una capa plástica protectora, y debajo de esta un papel impreso con el diseño.

acuchillar suelo laminado

Estás capas superficiales son las que aportan la resistencia a la abrasión o rozamiento al suelo laminado y no pueden acuchillarse, lijarse, barnizase o teñirse. Todos estos tratamientos y/o productos están pensados para la madera y pueden dañar la capa de desgaste del suelo laminado, y por tanto acelerar su deterioro.

¿Y que hago si mi suelo laminado está arañado o estropeado?

Pues depende de la gravedad o profundidad de los arañazos o desgastes. Cuando se trata de pequeños o leves rasguños podemos tratar de disimularlos. Algunas marcas de suelos laminados y centros bricolaje ofrecen rotuladores con los que pintar estos arañazos para tratar de ocultarlos.

Se trata de parches o soluciones temporales del problema. Si lo que queremos es una solución permanente, o si los arañazos son importantes, debemos sustituir las lamas o piezas deterioradas. La tarea en si es sencilla, ya que el suelo laminado es un tipo de pavimento flotante relativamente fácil de instalar. Sin embargo la tarea puede ser bastante engorrosa si acceder a la lama deteriorada es complejo e implicar levantar gran parte de la instalación.

¿Cómo de fácil es que se raye una lama y deba ser sustituida?

La respuesta es sencilla, es complicado. Hoy en día los suelos laminados de calidad ofrecen una resistencia a la abrasión o rozamiento muy considerable. Con un uso normal, no deberíamos preocuparnos por esta cuestión durante décadas. Y no deberíamos preguntarnos sobre como acuchillar o barnizar un suelo laminado.

Este tipo de tarima flotante están fabricados pensado en su duración. De hecho las garantías ofrecidas por muchas marcas y fabricantes está por encima de los 30 años para usos domésticos. En algún caso incluso se ofrece garantía de por vida.

Los grandes rayones o golpes se deben a situaciones poco usuales (descuidos o accidentes) o al mal uso. Por ejemplo se recomienda utilizar topes plásticos o de fieltro en mobiliario y no arrastrar grandes muebles, por ejemplo armarios, cómodas, etc. Si esto último fuera necesario, podríamos ayudarnos con una manta, lo que no solo evitará rayar el suelos, también hará la tarea menos pesada.