Madera

Tipos de Tarima Flotante: Características e Inconvenientes

Existen diferentes tipos de suelos que permiten una instalación flotante. Descubre las propiedades de cada uno y toma la decisión que más te conviene

Hoy en día es habitual la confusión de hablar de tarima flotante como un tipo de suelo. Se trata de un error, es un modo de instalación de diferentes tipos de suelos.

Consiste en utilizar un tipo de pavimento que no es necesario fijar a la solera o suelo preexistente con colas, adhesivos o tornillería. Más bien son piezas o lamas que se unen unas con otras hasta cubrir toda la superficie. Estas lamas se encajan entre ellas utilizando lo que se conoce como sistema de clic. El cual no permite que las piezas se separen. El proceso de montaje en algunos casos es descrito “armar un puzzle”.

tipos de tarima flotante

Existen básicamente tres tipos de suelos cuya instalación puede ser flotante. Y aunque muchas se refieren a ellos de manera indistinta existen importantes diferencias.

  • Suelos Laminados. Se trata de un tipo de pavimento formado por diferentes capas. Un núcleo compuesto de fibras de madera, un papel impreso con el diseño y una capa de desgaste que protege el dibujo y evita que la humedad alcance la madera. Estas son las capas imprescindibles, pero ni mucho menos las únicas.
  • Tarima multicapa. En este caso estamos ante un suelo compuesto también por capas donde al menos la capa exterior es de madera natural. Las capas interiores serán también de madera, pero puede ser de diferentes tipos: tableros contrachapados, fibras de madera o madera maciza de precio inferior a la utilizada en la capa exterior, generalmente pino. Este clase de tarima flotante se puede comercializar tanto en crudo como con algún acabado del tipo barniz o tinte.
  • Suelos vinílicos. No todos los suelos que se instalan de esta forma están hechos de madera. En este caso estamos ante un suelo que puede instalarse de forma flotante y está compuesto principalmente por PVC y otros productos químicos. Hay quien no incluiría este tipo de suelo en el presente listado precisamente al no estar fabricado con madera. Sin embargo se trata de un producto sustitutivo de los anteriores, con algunas características similares, y que pueden ser de interés para quien busca un suelo de este tipo.

Esta modalidad de instalación es únicamente recomendada para interiores.

Ventajas e Inconvenientes de las Tarimas Flotantes

Con el paso de los años las instalaciones de los diferentes tipos de tarima flotante son cada vez más habituales. Lo son porque permiten entre otras cosas transformar un espacio rápidamente, a un precio competitivo y sin grandes obras.

Ventaja de la Instalación Flotante de Suelos

  • Precio comparativamente bajo. Este tipo de pavimentos está disponible a precios realmente competitivos.
  • La tarima en clic es de instalación rápida, sencilla y en la mayoría casos de sin la necesidad de realizar obras. Este hecho reduce aún más el coste total de la instalación.
  • Comodidad. Los suelos que se instalan de esta forma permiten una pisada cómoda y cálida.
  • Resistencia. Las capas de desgaste de los suelos laminados y vinílicos actuales ofrecen todas las garantías para durar décadas. En el caso de la tarima multicapa dependerá en gran medida del acabado que se aplique y la madera que se escoja.
  • Aislamiento Térmico y Acústico. Correctamente instalado y habiendo utilizado la manta o aislante adecuado, podemos disfrutar de interesantes propiedades aislantes en nuestro hogar. Estás propiedades vendrán determinadas por el aislante y material utilizados
  • Limpieza y mantenimiento sencillo.
  • Gran variedad de diseños y texturas. Este es un de los fuertes de este tipo de suelos. Podemos encontrar tarima flotante prácticamente con cualquier diseño. Desde maderas como es lógico a imitaciones de piedra, baldosas o diseños completamente originales.

Inconvenientes de las Tarimas Flotantes

Tampoco están exentas de inconvenientes:

  • Es habitual encontrar productos de baja calidad en el mercado. Al tratarse de suelos principalmente industriales y de gran demanda es habitual encontrar ofertas a precios realmente increíbles. Algunos de los problemas más habituales de las tarimas de baja calidad son:
    • Sistema de anclaje deficientes que permiten que las lamas se separen.
    • Baja resistencia al rozamiento.
    • Utilizar productos y maderas no tratadas para resistir la humedad.
    • Utilizar soportes de baja densidad que reducen la estabilidad de la lama.
  • En caso de deterioro de alguna pieza es muy probable que debamos sustituirla. La excepción serían las tarimas multicapa con una capa de madera noble lo suficientemente gruesa como para ser acuchillada. Pero en la mayoría de los casos tan solo podremos sustituir.

Los Diseños y Colores de la Tarima Flotante

colores tarima flotante

Es en este sentido donde este tipo de suelo se lleva la palma. Las posibilidades son muchas, infinitas me atrevería a decir.

Por un lado, con los suelos laminados y la tarima flotante de PVC se puede hacer cualquier cosa. Se trata básicamente de diseños impresos a los que incluso se les puede dar cierta textura.

Con la tarima multicapa las posibilidades son menores si la comparamos con el caso exterior, pero aunque pueda parecer raro, son mayores que las que tendríamos con la madera maciza.

Cómo ya comentamos la tarima multicapa esta compuesta por diferentes capas de madera o productos derivados de esta, siendo la primera capa una chapa de madera natural. Es esta chapa la que dará la apariencia de nuestro suelo y la que nos permitirá un mayor juego.

Para empezar podremos utilizar maderas que normalmente no se usarían para un suelo por ejemplo porque no son todo lo estable debieran ser. En la tarima multicapa la estabilidad se puede conseguir con la capas interiores.

También podríamos utilizar maderas exóticas. Maderas con las que hacer un suelo de madera maciza sería prohibitivo desde un punto de vista económico.

Y por último las posibilidades de tratamientos, por ejemplos tintes, son mayores.

Consejos para el Cuidado, Mantenimiento y Limpieza

Muchos de los consejos de cuidado, mantenimiento y limpieza para tarima flotante facilitados por los fabricantes son similares independientemente del material con el que estén fabricado:

  • Evite utilizar agua en exceso. Con una fregona bien escurrida será suficiente. Aunque los efectos del exceso no son los mismos en función del material, en ningún caso el resultado es bueno.
  • Pasar la mopa o aspiradora es suficiente para la limpieza diaria.
  • Utilice topes para las patas de los muebles. Los de fieltro pueden ser la mejor solución.
  • No arrastre muebles. Si son muy pesados puede ayudarse con una manta.
  • Evite golpes y la caída de objetos.

La Importancia de la Base Aislante

En las instalaciones flotantes, junto con el propio suelo, es necesario instalar una base aislante. También conocida como foam, manta aislante...

Esta base, instalada entre nuestra tarima y el suelo preexistente, debe cumplir una serie de funciones básicas:

  • Nivelar las irregularidades que pudieran existir. Lo hace hasta un límite de unos pocos milímetros. Si los desniveles fueran mayores sería necesario cubrirlos, para lo cual se usa principalmente pasta niveladora.

  • Absorber los impactos de las pisadas.

  • Frenar el paso de la humedad desde el subsuelo hacía nuestra tarima. Esta última función es especialmente relevante en los suelos laminados y de madera.

Pero no tenemos porque quedarnos aquí. La base aislante puede tener una serie de interesantes propiedades adicionales:

  • Mejores cualidades aislantes, tanto desde un punto de vista térmico como acústico.
  • Mejorar en rendimiento o permitir el uso de calefacción radiante.

Algunos tipos de suelos vinílicos con sistema de clic, los que se instalan de esta forma, no requieren de base aislante. Durante la fabricación se les añade una capa adicional que realiza estas funciones.